En Mar Chiquita, se inauguró la primera escuela sustentable del país

20 abril, 2018

La Escuela Primaria N°12 de Mar Chiquita, presenta una infraestructura conformada por 24 toneladas de materiales reciclados y es autosustentable: recoge y se abastece del agua de lluvia, toma la energía de sol para calefaccionarse y produce alimentos. Colaboraron 500 voluntarios.

sustentable 7Unos 6000 neumáticos, botellas de vidrio y plásticas y más de 14.000 latas de aluminio, todos ya utilizados, son parte de la materia prima que junto a cemento, tirantería de madera, troncos y cartón dieron forma a la estructura de 300 metros cuadrados.

Esa superficie alberga tres aulas, dos baterías de baños y una vidriada y amplia galería con huerta incluida, todo con iluminación abastecida por paneles solares, repartidos en el techo, y condiciones para mantener temperaturas de 18°C a 25°C durante el año.

“Para mí ser parte de este hecho histórico es muy importante y me llena de orgullo, porque se demostró que trabajando en grupo se llega al objetivo”, dijo Karina Cando, directora de la Escuela.

Voluntarios de distintas partes del mundo participaron de la construcción, además de los propios vecinos de la localidad costera, bajo el liderazgo del arquitecto estadounidense Michael Reynolds, desarrollador de este tipo de método denominado earthship.

“La manera de consumir del ser humano ya no es sostenible para el planeta, por eso es importante esta escuela”. “Los niños incorporan conceptos fundamentales y los jóvenes son el motor del cambio que necesitamos”, apuntala el arquitecto.

El novedoso proyecto forma parte de una iniciativa de la organización uruguaya Tagma, que en 2016 hizo la primera escuela pública autosustentable de la Latinoamérica en Jaureguiberry, distrito de Canelones, Uruguay.

En pocos días los alumnos vivenciarán la experiencia de ser parte de este proyecto pedagógico “100 % sustentable”.